Mapas antiguos a falta de papel

Publicado el 8.julio.2022 por IECA y archivado en Cartografía
Comentarios desactivados en Mapas antiguos a falta de papel

La humanidad ha representado su entorno desde mucho antes de disponer de papel. Ya desde la prehistoria son numerosos los hallazgos que sugieren representaciones de paisajes del entorno o mapas del territorio de caza, sobre los materiales que estaban disponibles. Aún cuando ya se escribía sobre papiro, pergamino o el propio papel, se siguieron utilizando todo tipo de soportes, ya fuera por disponibilidad, finalidad artística o durabilidad.

Se cree que el mapa más antiguo descubierto esta formado por un conjunto de grabados sobre un colmillo de mamut datado hace 25.000 años. Fue encontrado en Pavlov (actual República Checa) en 1962 y los arqueólogos piensan que representa los alrededores de la localidad: valles, colinas y el río Dyje.

Mapa de Pavlov grabado sobre colmillo de mamut
Mapa de Pavlov grabado sobre colmillo de mamut

Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de la República Checa

Unos años después se encontró una representación similar en un fragmento también de colmillo de mamut en Mezhyrich (Ucrania). Sus grabados parecen mostrar chozas a lo largo de un río.

El mapa de Abauntz es un canto rodado de piedra procedente de la cueva del mismo nombre localizada en Navarra. Su estudio lo ha datado hace casi 12.000 años e interpretado como un mapa del entorno de la cueva en el que se reconocen los accidentes geográficos de la zona: la garganta entre la cueva y el monte San Gregorio, el arroyo Zalzadáin, con los vados y zonas encharcadas durante la primavera, etc. Además de dos rebaños de cabras localizados a ambos lados del río. Hace pensar que posiblemente se destinara a la caza.

Mapa de Abauntz
Mapa de Abauntz

Museo de Navarra

Los babilonios produjeron mapas de diversos tipos en tablas de arcilla. Esta, correspondiente a Nippur (Irak), proviene del 1500 a.C.. Presenta una red de acequias y canales de riego mediante líneas, y círculos para los pueblos y fincas agrícolas.

Mapa de la red hidrológica de un área de Nippur
Mapa de la red hidrológica de un área de Nippur

Penn Museum. Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pensilvania

Los babilonios también produjeron sobre el mismo soporte el primer mapa mundial conocido. Muestra a Babilonia en el centro del mundo. Data de alrededor del año 600 a. C. Las inscripciones describen a criaturas míticas y los círculos representan ciudades tales como Asiria. Una banda que dice «Mar salado (o amargo)» encierra las ciudades del mapa.

Mapa del mundo babilónico
Mapa del mundo babilónico

The British Museum

El mapa en mármol de Roma es un plano de la ciudad bajo el emperador Septimio Severo, gobernante desde el 193 al 211 d. C.. Aunque solo sobrevive una pequeña parte del plano, adornaba la pared de una habitación en el Templo de la Paz de Roma que podría haber servido como un archivo de mapas y registros. El plano se asemeja a un mapa topográfico a escala 1:240, ya que incluye características interiores de los edificios, como columnatas y escaleras. Sin embargo, su gran tamaño sugiere una función decorativa más que práctica.

Fragmento del mapa de la ciudad de Roma
Fragmento del mapa de la ciudad de Roma

Museo della Civilta Romana, Roma

Francis Nicholson, el recién instalado gobernador real de Carolina del Sur, recibió un mapa de piel de venado en 1721 que se cree fue dibujado por un cacique o jefe indio. Nicholson ordenó una copia en papel del mapa, que representa 13 grupos nativos como círculos conectados con líneas.

Se cree que el cartógrafo era un miembro del pueblo Catawba, ya que dicha comunidad ocupa la posición central. Los asentamientos europeos, incluidos Charleston y Virginia, están representados por cuadrados, de manera que diferencia a los extranjeros. Los círculos y cuadrados varían en tamaño, probablemente en proporción a la importancia otorgada por el autor. Las líneas de conexión ilustran las relaciones sociales y políticas entre ellas. Constituye un raro ejemplo de cartografía indígena norteamericana del período colonial.

Copia del Mapa de Catawba sobre piel de venado
Copia del Mapa de Catawba sobre piel de venado

Archivos Nacionales del Reino Unido

El Museo Nacional de Groenlandia conserva unas piezas de madera talladas por el pueblo inuit que representan el perfil y relieve de la costa este. Fueron entregadas por un cazador al explorador danés Gustav Holm a finales del siglo XIX.

Mapas de la costa este de Groenlandia tallados en madera
Mapas de la costa este de Groenlandia tallados en madera

Museo Nacional de Groenlandia

La pieza de la izquierda representa una península, mientras que las otras dos se complementan: la central representa la ondulación de la costa y la derecha una cadena de islas.

Las teorías sobre estos mapas oscilan entre los que defienden que se trata de mapas táctiles operativos en situaciones de poca visibilidad e insumergibles por el material con el que están hechos, y los que piensan que no tenían un uso práctico de navegación, sino que más bien eran elementos auxiliares para contar historias.

De clima y época similares proviene el siguiente mapa, representa el estrecho de Bering dibujado sobre una piel de foca. Probablemente fue elaborado por un cazador y comerciante, del que lo obtuvo el capitán de un ballenero ártico en las décadas de 1860 o 1870. Muestra un gran número de pequeñas figuras: hombres en trineos tirados por renos, en canoas, ballenas arponeadas,…

Mapa del estrecho de Bering sobre piel de foca
Mapa del estrecho de Bering sobre piel de foca

Ashmolean Museum. Universidad de Oxford

Se ha sugerido que la colección de dibujos es un calendario de los eventos de un año en la región, o que representa varias escenas de la vida cotidiana. Sin embargo, dado que se pueden ubicar geográficamente, también actúa como mapa.

Los gráficos de palos polinesios son una especie de cartas de navegación que muestran patrones en las condiciones del inmenso océano Pacífico. Para su construcción se emplean varios tipos de palos y fibras de palma y coco, así como conchas o guijarros de coral para plasmar las islas. Los patrones oceánicos se muestran mediante las conexiones entre los palos: la dirección de las marejadas, la forma en que las marejadas se curvan alrededor de las islas y cómo interactúan entre sí.

Hay que tener en cuenta que el objetivo de estas representaciones no es mostrar las distancias entre islas o su posición exacta, sino la forma de llegar a ellas. Por esta razón se cree que tenían un carácter educativo para formar a los navegantes.

No existe un diseño específico, pero sí se han identificado distintos tipos. Por ejemplo, el siguiente corresponde a un gráfico utilizado como entrenamiento. Las conchas de cauri no representan islas específicas, se colocaron para ilustrar cómo las islas interfieren con los patrones de olas.

Gráfico de entrenamiento (1920)
Gráfico de entrenamiento (1920)

División de Geografía y Mapas de la Librería del Congreso de Estados Unidos

El siguiente gráfico cubre una gran área de las Islas Marshall. Las conchas representan las ubicaciones de los atolones y las islas para las cadenas oriental y occidental.

Gráfico de palos de las Islas Marshall (1920)
Gráfico de palos de las Islas Marshall (1920)

División de Geografía y Mapas de la Librería del Congreso de Estados Unidos

Comments are closed.