¿Cómo se llama este asentamiento de población?

Publicado el 2.diciembre.2016 por IECA y archivado en Cartografía
Comentarios desactivados en ¿Cómo se llama este asentamiento de población?

Entre sus acepciones el diccionario de la RAE define 'asentamiento' como el lugar en que se establece alguien o algo. En este sentido, el reconocimiento e identificación de los distintos elementos que conforman el sistema de asentamientos de cualquier ámbito territorial (núcleos principales, secundarios, urbanizaciones, diseminados o por ejemplo espacios productivos), así como su correcta denominación, han sido siempre una de las principales preocupaciones de la cartografía que, en cierto modo, ha desempeñado el papel de inventario toponímico georreferenciado.

Recogiendo este interés el producto Datos Espaciales de Referencia de Andalucía (DERA) y sus precedentes siempre han incluido información al respecto, siendo constatado el hecho de que las capas de asentamientos (su01_asentamiento) y núcleos (su02_1_nucleo_pol y su02_2_nucleo_pun) son las más utilizadas, no solo por el uso que se pueda dar a DERA como repositorio de información multitemática para la realización de distintos trabajos o salidas cartográficas, sino porque son fuente de alimentación para muchos servicios y sistemas de información geográfica, además de referencia continua para otros proyectos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía como la Base Cartográfica de Andalucía (BCA), el Callejero Digital de Andalucía Unificado (CDAU) o el Nomenclátor Geográfico de Andalucía (NGA).

En la actualidad se está empezando a trabajar en una nueva edición de DERA en la que se apuesta claramente por una mejora en la accesibilidad y gestión de la información, en la interoperabilidad y en la calidad de los datos, pretendiéndose, además, implicar de forma más directa al conjunto del Sistema Estadístico y Cartográfico de Andalucía. La importancia de la capa de asentamientos ha impulsado que sea una de las primeras en ser actualizada, estando ese trabajo culminado para la totalidad del territorio andaluz.

Los trabajos han consistido en la revisión y actualización geométrica de los asentamientos, en base a la última ortofotografía del Plan Nacional de Ortofotografía Aérea -PNOA-, correspondiente al año 2013, y en la asignación de un topónimo a los elementos resultantes, para lo cual se ha contrastado un amplio conjunto de fuentes (cartografía básica, catastro, planeamiento urbanístico, información local proveniente de los ayuntamientos, etc.). El resultado ha sido la identificación de más de 20.000 asentamientos, entre los que queda incluida la aparición y consolidación de los numerosos desarrollos propiciados por el enorme dinamismo urbanístico experimentado en los últimos años por el territorio andaluz, al tiempo que se corrobora la amplia variedad de poblamientos existente: hábitats tradicionales (aldeas, caseríos, cortijadas), urbanizaciones, parcelaciones, diseminados, polígonos industriales, etc.

La información queda estructurada por un modelo de datos que, además del nombre y la adscripción municipal de cada asentamiento, incluye una triple clasificación: la categoría del mismo, distinguiendo entre cabeceras municipales, asentamientos, sectores urbanos y otros; una segunda tipología, que clasifica el asentamiento en base a criterios visuales que diferencia entre concentrado, urbanización, aparcelado, discontinuo, agrupado, aislado, barrio, actividad productiva, transporte, servicio/equipamiento, patrimonio cultural, obra hidráulica; y, una última caracterización según el estado de ejecución, distinguiendo entre espacio consolidado, en consolidación, trazado o abandonado. Se añade además un campo con la codificación que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE) de los núcleos que figuran en el Nomenclátor de Unidades Poblacionales con objeto de poder derivar a partir de la capa de asentamientos (su01_asentamiento), las capas de núcleos (su02_1_nucleo_pol y su02_2_nucleo_pun).

Con todo ello se pone al servicio del usuario una capa de información flexible que permite hacer clasificaciones de distinto tipo e incluso una primera aproximación a la complejidad del poblamiento diseminado que, sin duda, habrá que ir mejorando. En este sentido la información, por su complejidad, no es todo lo exhaustiva que se hubiese querido, pues está basada en lo que, en mejor o peor manera, recogen otras fuentes. Es por eso que algunas delimitaciones, sobre todo en diseminados y sectores urbanos, lejos de cualquier oficialidad o exactitud, se han aventurado con tal de no perder la riqueza toponímica de la implantación humana en un territorio tan vasto como Andalucía.

Como consecuencia de todo ello, la capa de asentamientos de DERA no surge como algo definitivo, sino como un punto de partida que pretende mejorarse a partir de un planteamiento dinámico y colaborativo. Así en 2017 se procederá a someter sus contenidos a la validación de las corporaciones locales a través de un nuevo proyecto denominado Inventario Toponímico de Asentamientos de la Comunidad Andaluza (ITACA) que surge con el fin de resolver las discrepancias e inexactitudes que se detecten respecto a la red de asentamientos, persiguiendo su normalización toponímica y la coordinación entre las distintas administraciones. El último objetivo es evitar confusiones en el uso de los nombres geográficos entre nomenclátores, cartografía y registros oficiales, cuestión ésta que redundará en beneficio de la gestión de las administraciones públicas y de la sociedad en general, favoreciendo el uso homogéneo de los nombres de los asentamientos, tanto por las corporaciones locales como por los distintos organismos oficiales que hacen uso de dicha información.

Comments are closed.